Dallas

Se perdieron 8 Terabytes de datos criminales en la policía de Dallas

Teclado y café
Teclado y café
Se perdieron 8 Terabytes de datos criminales en la policía de Dallas
/

Un empleado público de la ciudad de Dallas borró accidentalmente 8 Terabytes de registros criminales del Departamento de Policía de Dallas.

La metida de pata ha puesto en Jaque varios procesos judiciales que ya estaban en tribunales, debido a que los datos perdidos comprendían imágenes, video, audio, notas de texto y otra información digital que se usaba como evidencia.

De acuerdo con el cuerpo policial, el funcionario “no supo seguir los procedimientos apropiados”, lo que ocasionó un borrado accidental de 22 Terabytes de datos, de los cuales lograron recuperar 14. Los 8 TBs restantes se consideran irrecuperables.

Pérdida de datos en la policía de Dallas causa un alboroto judicial
La pifia pone en riesgo varios procesos judiciales que dependían de esos datos

La policía de Dallas se lo calló por meses

Lo más loco del caso es que el patético accidente ocurrió a principios de abril, pero la policía no avisó al resto de autoridades del incidente porque “querían evaluar qué tan grande había sido la pérdida”. De hecho, la oficina del fiscal del Distrito aseguró no haberse enterado sino hasta el 6 de agosto, cuando preguntó al departamento de policía por qué había tantos casos con archivos perdidos en sus sistemas.

Otro que se mostró sorprendido fue el alcalde de la ciudad, Eric Johnson, quien pidió que se investigue el incidente.

“La gente de Dallas merece respuestas sobre lo que pasó, por qué estos funcionarios guardaron silencio por tantos meses y cómo se puede resolver esta crisis que afecta la seguridad pública”.

Johnson dijo que lo más sorprendente es que muchos funcionarios ya sabían del incidente y no dijeron nada hasta que la fiscalía mencionó la falla.

Ese trabajador no la debe estar pasando muy bien. Por eso es que es siempre importante saber cómo respaldar correctamente tus datos.

Xiaomi vendió 200 mil tablets Mi Pad 5 en 5 minutos

Hace algunos días te conté del lanzamiento de la Mi pad 5, la tablet de Xiaomi que devuelve a la marca a la competencia contra el iPad y las Galaxy Tab por todo lo alto.

Pues bien, la marca volvió a ser noticia al vender 200 mil Mi Pads 5 en apenas 5 minutos. La demanda fue tal que la compañía no fue capaz de entregar una funda y stylus a todos los compradores, por lo que muchos tuvieron que conformarse sólo con la tablet y desear que el resto de los accesorios lleguen pronto.

De hecho, Xiaomi informó que harán todo lo posible por reponer el inventario pronto para que todo el mundo pueda disfrutar de sus accesorios.

Es lógico que la gente esté ansiosa por comprarla y probarla, la Mi Pad 5 se vende desde unos 250 dólares, lo que es una ganga para un equipo con 6GBs de RAM, 128GBs de almacenamiento, pantalla de 11 pulgadas y procesador Snapdragon 810. Es bastante tentadora.

Casi un mes con Windows 11 y esto es lo que ha cambiado

Ya hace más o menos un mes desde que instalé la versión de prueba de Windows 11. A pesar de las advertencias, decidí lanzarme de cabeza y hacer una instalación en limpio para usarla a diario.

Y sí, hay algunas cosas que me hacen la vida un poquito más difícil, pero también hay cambios que realmente se agradecen.

Algunas cosas que no funcionan como deberían

Te puedo mencionar, muy rápidamente, dos de las cosas que no funcionan como deberían y que en determinado momento terminan siendo molestas.

La primera es que muevo mucha información entre aplicaciones y, para mi, arrastra una imagen desde la ventana del explorador de Windows al botón de mi aplicación de destino en la barra de tareas. Eso, en Windows 7, 8 y 10, traía al frente la aplicación final, donde luego podía soltar el archivo.

En Windows 11 no puedo hacerlo y, de hecho, me sale un ícono avisándome que la función no está permitida. Estoy seguro de que eso cambiará más adelante, pero de momento toca trabajar un poquito más para arrastrar y soltar entre aplicaciones.

Otra cosa que no está del todo pulida es la elección de un navegador predeterminado. De momento no aparece la opción de sencillamente cambiar de navegador web, sino que tienes que pasearte por una larga lista de extensiones que puedes cambiar. En mi caso, que uso Firefox, lo ideal sería elegir los protocolos HTTP y HTTPS y las extensiones .html y .htm y todo estaría bien.

Sin embargo, incluso cuando hago todo ese proceso a mano y uno por uno en Windows 11, al intentar abrir un enlace en la App de Twitter de la Windows Store, éste siempre termina abriéndose en Internet Explorer.

Los cambios que me gustan

Entre las cosas que me gustan está el nuevo menú “fluent design” o de diseño fluído, como llama Microsoft su nuevo lenguaje de diseño. Este menú se siente muy bien en el explorador de Windows, donde han puesto las acciones más usadas de un archivo, como copiar, pegar, compartir o eliminar, directamente en la barra de acciones de la ventana, escondiendo en un menú las menos frecuentes.

Lo mismo pasa con el clic derecho del ratón, donde podrás ver esas acciones comunes en forma de ícono encima o debajo del resto del menú, según como queden más cerca del ratón, dejando abajo las menos frecuentes.

El problema es que algunas acciones como “Enviar a” no aparecen en este menú y tienes que hacer clic en “mostrar más opciones” para verla, lo que hace el proceso un poco más largo. Por cierto que también resulta odioso que el menú de “mostrar más” conserve el aspecto de Windows 10, lo que produce cierta fricción, pero seguro que lo arreglarán en futuras actualizaciones.

Otra cosa que me gusta muchísimo es el nuevo menú de inicio, que definitivamente está pensado para dar prioridad a las aplicaciones recientes o al motor de búsqueda. La eliminación de las “baldosas” de Windows 10 y de la lista alfabética hace más fácil encontrar lo que buscas, pues el sistema va ordenando automáticamente los íconos de los programas que más usas en el apartado de recomendaciones, mientras que en la sección de “anclado” puedes finar tus apps favoritas para tenerlas siempre a mano.

Todavía queda algo de camino por delante, pero Windows 11 definitivamente sigue avanzando en cuanto a eficiencia y facilidad de uso. Los cambios no son demasiados, pero sí los suficientes para hacerte sentir la emoción de estar estrenando sin terminar perdido en un mar de novedades sin saber por dónde empezar a trabajar.


¿Te gustó esta entrada? ¡Apoya mi trabajo Invitándome un café ;-)!

O visita la sección de donaciones

También puedes compartir este artículo con tus amigos y hacer crecer todavía más esta comunidad.

También puedes suscribirte al Boletín Tecnopapapi y recibir actualizaciones y contenido exclusivo directamente en tu correo electrónico.

Por último, sigue la conversación en Twitter, Instagram y Telegram y formemos una comunidad grande y divertida de fanáticos de Windows, Android y la tecnología en general.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario

Si estás en Europa, cierta ley de protección de datos me obliga a informarte que este blog usa cookies propias y de terceros para personalizar tu experiencia en el sitio y para mostrar algunos anuncios que quizás algún día cubran algo del costo del sitio. Si estás de acuerdo dime que sí y si no, pues dime que no y todo chévere. Si estás en Venezuela o Latinoamérica, hazte el loco que aquí no ha pasado nada. Graaaaacias.    Dime más
Privacidad